El gusto por lo retro y lo vintage en la actualidad

El gusto por lo retro y lo vintage en la actualidad

 

La palabra “retro” deriva del prefijo en latín retro- que significa “hacia atrás o tiempos pasados”.

En Francia rètro apareció como abreviatura de la palabra “retrospectif“, una palabra muy usada tras la 2ª Guerra Mundial. Después, en los años 70 la “mode retro” realzaba en el cine y la literatura
el comportamiento de los franceses durante la ocupación nazi.

Este término posteriormente se aplicará para:

referirse de forma nostálgica a las modas de esa época. De ahí fue exportada al inglés por la prensa,para temas culturales y revistas de moda.
Tal y como ahora lo entendemos, retro,se refiere a objetos de un pasado cercano que ya no son modernos. Objetos que no tienen por qué estar hechos en el pasado,pueden ser nuevos pero con una estética igual a lo antiguo.Es decir, inspirados en lo vintage.
Vintage es el otro término que escuchamos muchas veces referido a objetos que no son de uso ni estética actual. Proviene del francés “ventage” cuyo significado literal es vendimia. Esta palabra era usada en distintas bodegas para referirse a los vinos como productos de sus mejores cosechas. Esto ha hecho que esta definición haya derivado en el significado tal y como ahora lo entendemos.
Se trata de: “todo producto antiguo de calidad“.

Lo vintage, a diferencia de lo retro, hace referencia al pasado a través de prendas u objetos que fueron diseñados y fabricados en la época a la que pertenecen. Se emplea también para cualquier cosa antigua que decidimos sacar a la palestra, siempre que tenga que aportar algo estéticamente y no sea simplemente viejo.

 

Se trata de una paradoja. En un momento en el que todo pasa rápido, las informaciones, las noticias y objetos duran poco, rápidamente todo queda obsoleto.

La saturación de noticias u objetos hacen que de un día para otro lo que era “lo último”,al día siguiente prácticamente, caiga en el olvido.
En medio de esta vorágine, sin embargo, surge el gusto por lo vintage y lo retro.

Unos dicen que es por recordar la infancia, o incluso por recordar lo que se fue, lo que pasó y que ya no volverá. Lo cierto es que la atracción por lo vintage y retro recoge esta nostalgia como base estética.
En el término vintage acuñamos nuestra colección de juegos y juguetes. Todos ellos pertenecientes a décadas pasadas que van desde finales del siglo XIX hasta finales de los años 80. Son auténticas reliquias de su tiempo, con el valor que ello conlleva, y para nosotras sobre todo, un gran valor sentimental, porque son cuidados y guardados con mucho cariño.

Déjanos tu comentario